LA MIEL en las ESCRITURAS ¿Es la miel un alimento kosher?

 
bee_honeybee_honeycomb
por Yhemaelh Zeev 
publicado con permiso
 
¿ES LO QUE CONOCEMOS COMO MIEL UN ALIMENTO KOSHER SEGUN LA TORAH DE YAHWEH?
¿Se nos ocurre cuando estamos esparciendo la miel sobre nuestro pan, cereal, o echándola en el té  como edulcorante, y disfrutando de su equisita dulzura, que estamos realmente consumiendo  el néctar de las dulces flores?.
La abeja, esa pequeña criatura voladora que puede herirnos con una dolorosa picada, es quien recoje ese jugo o néctar floral y lo lleva hasta su colmena.  La abeja trabajadora tiene un saquillo de la miel,  que “no es muy diferente al buche de los pájaros,”  queridos míos.   En él la abeja lleva el néctar de las flores hacia la colmena.
Amados,  mientras el jugo floral está dentro de este saquillo, se espesa y convierte esa deliciosa cosa que llamamos “miel.”  La abeja deposita la miel en los panales, lista para ser comida.
Antes se pensaba que la química de la abeja no interactuaba con la miel mientras ésta  estaba almacenada y era transportada en ese saquillo.   Pero luego se comprobó que la abeja segrega ciertas enzimas que alteran el néctar floral en lo que lo lleva a la colmena.   Pero contrario a todos los  animales (ovejas,  vacas, cabras, camellos, gatos, mapaches,  etc.)  que producen la leche tras haber digerido y procesado su alimento, la abeja nunca llega a digerir la miel.
¿Qué tiene que ver todo esto con el hecho de que sea kosher o no lo sea?
Ahora bien,  queridos míos,  de acuerdo a cierta parte de la Torah, algunos creen que la abeja es un insecto que aparentemente no cae dentro de la definición apropiada de lo kosher  dada por Yahweh en Su Palabra.
Ciertamente los rabinos del Talmud [estudio, enseñanza, es el texto principal del judaísmo rabínico] discutieron esta interrogante, ¡ incluso tal vez ellos empezaron la controversia!
La “Mishná” rabínica [cuerpo exegético de leyes judías compiladas, que recoge y consolida la tradición oral judía] declara:
“aquello que proviene de algo que no es kosher {limpio según la Escritura}, NO ES KOSHER,  y aquello que viene de algo que es kosher, es kosher.”   
Suena lógico. De manera que,  usando esta lógica,  la leche de camello o los huevos de buitre son tan NO-kosher como lo son el camello y el buitre.  Ellos dicen, basados en esa lógica,  que la miel NO ES KOSHER.
¿Por qué, entonces, si las abejas NO SON kosher, aparentemente en la Torah hay casos en que se permite la miel de la abeja?
Examinemos la Torah,  contra lo que dicen los rabinos, y lo que pensamos nosotros por nuestra propia lógica,  a ver quien tiene la razón dentro de todo esto.
 
Levítico 11:20  
20 Todo insecto alado que anduviere sobre cuatro patas, tendréis en abominación. 
21  Pero esto comeréis de todo insecto alado que anda sobre cuatro patas, que tuviere piernas además de sus patas para saltar con ellas sobre la tierra; 
22  estos comeréis de ellos: la langosta según su especie, el langostín según su especie, el argol según su especie, y el hagab según su especie.
23  Todo insecto alado que tenga cuatro patas, tendréis en abominación. 
24  Y por estas cosas seréis inmundos; cualquiera que tocare sus cuerpos muertos será inmundo hasta la noche

יהוה dice que estos insectos se pueden comer:

Levítico 11:21
21 Pero esto comeréis de todo insecto alado que anda sobre cuatro patas, que tuviere piernas además de sus patas para saltar con ellas sobre la tierra

 La abeja ciertamente  no tiene <piernas con coyunturas para saltar con ellas sobre la tierra>. De manera que la abeja no es kosher en ese sentido. Sin embargo,  no podemos detenernos aquí.  En la escritura hay muchas mas cosas escritas.
Pero para cumplir con todo lo escrito,  no podemos basarnos únicamente en una parte de un texto.   Tenemos que examinar TODO lo escrito.  Lo primero que tenemos que considerar es cuantas patas tiene la abeja y como anda sobre ellas,  amigos míos,  porque la Torah dice que  <todo insecto alado que ande sobre cuatro patas os será abominación>.
La abeja tiene alas, pero tiene seis  patas,  y NO ANDA SOBRE CUATRO de ellas,  como anda el mosquito,  ¡sino que anda sobre las seis!
Entonces, lo de  <entre todos los insectos alados que andan sobre cuatro patas>   no le aplica a la abeja,  porque ella anda sobre  sus seis patas.
¡Ahora parece que la abeja no está incluída entre los insectos no-kosher!  ¡Ahora parece ser que  la abejita  es KOSHER!
¿Es o no es kosher la abeja y  su producto LA MIEL?
¿Cómo podemos estar seguros de que Yahweh no condena su consumo?   ¿Habrá alguna evidencia en la Torah?
Ciertamente, queridos míos.  Hay mas evidencias.  Para llegar a la sana doctrina   sobre cualquier asunto,  tenemos que ir a buscar la Verdad <un poquito aquí, y otro poquito allá>,  como nos enseña la misma Escritura.
Así de una vez sabremos si es verdad o mentira que en la eretz de Israel la única miel   que se consume es la de higos o dátiles…
En Yerusalaim se han  visto abejas y colmenas de abejas  por todas partes  (especialmente en Galilea),   y a los habitantes  israelíes vendiendo y comiendo su miel.  De eso hay evidencias que todos pueden comprobar…Vamos a ver si es verdad que en la eretz  NO HAY miel de ABEJAS,   y que Yahweh condena comerla:

PRIMERA EVIDENCIA
 
Proverbios 24:13
 13 "Come miel, hijo mío, porque es buena; sí, la miel del panal  es dulce a tu paladar."
Ahí está la primera evidencia,   queridos hermanos y hermanas,  y nada menos que de parte del hombre  mas sabio que  jamás existió,  Salomón (el Rey Shlomo).  Y él no está hablando de simple miel de higos,  sino de miel de abejas,  ¡de MIEL DE PANAL!
 
SEGUNDA EVIDENCIA
 
Proverbios 27:7
7 "El hombre saciado aborrece la miel, pero para el hombre hambriento todo lo amargo es dulce."  
¿Con que en la eretz de Israel [tierra de Israel] no había abejas ni había MIEL,  ah,  queridos amigos y amigas?   ¡No se dejen engañar por nadie! POR MUY PROFETA Y SABIO QUE SE AUTO-PROCLAME
 

TERCERA EVIDENCIA

Mateo 3:4 {hablando de Juan el inmersor}
4 "Y él, Juan, tenía un vestido de pelo de camello y un cinto de cuero a la cintura; y su comida era de langostas y miel silvestre." 
Juan,  el conocido profeta de voto nazareo  (no confundir con “nazareno”),  que anunció y sumergió a Yahshua Ha Mashiaj,   ¡comía la misma miel que David,  Salomón,  Abraham y todos los demás siervos de Yahweh!
Otra vez,  ¿que dice Yahweh en  la Torah respecto a si había o no habían abejas productoras de miel en la tierra de la promesa?   ¿Qué nos revela acerca de si estaba prohibida o no?  ¡Lo acabamos de ver!
¿Qué vale mas para Usted,  amado hermano o hermana  que Yahweh ha llamado a Su Kodesh (sagrada) Verdad:   la propia PALABRA KODESH DE YAHWEH,  o la Mishná,  el Talmud, o la palabra del individuo o mejor dicho FALSO PROFETA DE ESTE TIEMPO FINAL llamado  Palacios o de otros seres humanos mortales?(de los cuales haríamos una lista INTERMINABLE Y NUNCA ACABARIAMOS…No se deje nadie engañar mis amados. Ahora bien, algunos siervos del enemigo ha satán utilizan el siguiente versículo para alegar que NO SE PUEDE COMER MIEL DE ABEJAS,  a sabiendas de que no es así, y esconden información vital dada en ese mismo pasaje. Y esta es:
 
CUARTA EVIDENCIA
 
1 Samuel 14:26
26 "Y al entrar el pueblo en el bosque, he aquí que la miel fluía, (recordemos que esa era  "la tierra que manaba leche y miel"), pero nadie se llevó la mano a la boca,  porque el pueblo temía el juramento." 
Pero,  nuevamente, están asumiendo.   Están  “haciendo doctrina” con una porción del pasaje,  amados míos,  y eso es pecado.  Hay que tomar toda la evidencia en consideración,  y ver el CONTEXTO,  para ver de que se está hablando ahí, y no caer en una trampa.
Ahora examinaremos los versículos que aparecen  antes y después,  y veremos  que el pueblo no comió miel en esa ocasión,  ¡pero NO FUE porque no fuera kosher o porque estuviera prohibida como alimento!
 
1 Samuel 14:26
25 Y todo el pueblo de la tierra entró en el bosque, y había miel en el suelo.
QUINTA EVIDENCIA
 
1 Samuel 14:24
24 "Mas los hombres de Yisrael estaban en gran aprieto aquel día, porque Saúl había puesto al pueblo bajo juramento, diciendo:  ´Maldito sea el hombre que ingiera alimento antes del anochecer, antes que me haya vengado de mis enemigos.´ Y nadie del pueblo probó alimento."
Ahí está claro,  amados míos.   El Rey Saúl había hecho jurar al pueblo que haría ayuno ese día.   ¡Eso era todo!  ¡Por eso no pudieron comerse la miel que se encontraron!
Ahora veamos la sexta evidencia, para que vean que ciertamente  hay miel en la Torah y que  se puede comer.
 
SEXTA EVIDENCIA
La miel es un alimento energético. Todos sabemos la historia de Jonatán, el hijo del Rey Saul, y amado amigo de Dawid,  y como él trajo la victoria a los cansados ejércitos judíos en su guerra contra los  palestinos (filisteos).    El estaba cansado y desmayado después de la ardua  batalla, entonces encontró una colmena,   sacó de allí miel con la punta de su bastón, la comió,  <y brillaron sus ojos> porque su energía se vio restaurada.
 
1Samuel 14:27  
27 Pero Jonatán no había oído cuando su padre había juramentado al pueblo, y alargó la punta de una vara que traía en su mano, y la mojó en un panal de miel, y llevó su mano a la boca; y fueron aclarados sus ojos.

Jonatán era judío y guardaba Torah,  queridos míos.  ¡El sabía que alimento era  kosher y que no lo era!
El Libro de Jueces explica que Sansón también comía miel.   He aquí una instancia, y esta es la

SEPTIMA EVIDENCIA

Jueces 14:8
8 Cuando regresó más tarde para tomarla, se apartó del camino para ver el cadáver del león;  y he aquí que había  un enjambre de abejas y miel  en el cuerpo del león.
Esto es cuestión de simple sentido común.  Para entender esto  ¡ni siquiera hay que tener el Ruaj HaKodesh (Espíritu de Santidad)!   Hasta un niño de cuatro años lo puede entender,  queridos míos.   ¡Esta no era la susodicha “miel de higos” ni de dátiles!  ¡Esa no se da en panales!   ¡No seamos tontos ni ingenuos!

9 Recogió la miel en sus manos y siguió adelante, comiéndo la mientras caminaba.   Cuando llegó adonde estaban su padre y su madre, les dio miel y ellos comieron;    pero no les contó que había recogido la miel del cuerpo del león.
Dawid tampoco pecó comiendo miel.   ¡En ninguna parte de la Torah aparece  Yahweh condenando a ninguno de estos siervos por haber comido miel de abejas! y  como siempre les digo,  yo cumplo ante Nuestro Adorado Abba Yahweh con advertirles contra la mentira y las herejías, amigos míos,  porque soy un siervo temeroso de Yahweh que sabe que tiene que dar cuenta a Yahshua por Ustedes las ovejas si no las advierto y se pierden.
Pero mi responsabilidad termina ahí.   Termina con <el que tenga oídos para oír, que oiga>.  Yo no puedo obligar a nadie que quiera seguir a hombres y sus doctrinas falsas en vez de  seguir a Yahshua y Su Kodesh Verdad  pura e inadulterada,  y que voluntariamente quiera perderse.  Yahshua no lo hizo,ni ninguno de sus siervos.
 
2 Timoteo 2:15
 15 "Procura con diligencia presentarte a Yahweh aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que maneja con precisión la palabra de verdad." 
Manejen bien la palabra, y no se dejen manipular ni engañar,  para que no sean reprobados.
Bueno,  como si ya no hubiéramos leído suficiente,  aquí tenemos evidencias número OCHO, NUEVE,  DIEZ,   ONCE,  DOCE,  etc., etc., que prueban mas allá de toda duda  que efectivamente HAY MIEL de abejas,  y que su consumo NO ESTA CONDENADO POR YAHWEH.
 
Salmos 19:10:  
 10 "deseables más que el oro; sí, más que mucho oro fino, más dulces que la miel y que el destilar del  panal."
Salmos 103 "¡Cuán dulces son a mi paladar tus palabras!, más que la miel a mi boca."
Proverbios 16:24:    
24 "Panal de miel son las palabras agradables, dulces al alma y salud para los huesos."
Proverbios 25:16:   
16 "¿Has hallado miel?   Come sólo lo que necesites, no sea que te hartes y la vomites."
Cantares 4:11:  
 11 "Miel virgen destilan tus labios, esposa mía, miel y leche hay debajo de tu lengua,  y la fragancia de tus vestidos es como la fragancia del Líbano."
Cantares 5:1:  
1 "He entrado en mi huerto, hermana mía, esposa mía ; he recogido mi mirra con mi bálsamo.   He comido mi panal y mi miel; he bebido mi vino y mi leche.  Comed, amigos; bebed y embriagaos, oh amados."
¡No se dejen engañar de nadie, amados míos y del Cordero Yahshua! El enemigo es muy astuto, no se fíen del hombre,  porque <maldito el hombre que confíe en el hombre>, y, dice la Palabra, <ten a todo hombre por mentiroso:  sólo Yahweh es veraz>.
Aunque la miel  es tenida en alta estima en la Torah,  hay una prohibición estricta en ella contra traer una ofrenda de miel al altar del  Templo (Beth Hjamikadosh). En este sentido la miel es tratada como la levadura,  que también estaba prohibida en las ofrendas, no porque no fueran kosher (porque ambas lo eran),  sino porque no eran aptas para  las ofrendas.
Amados míos, aun el incienso  (ktoretz) no podía tener una gota de miel en el,  debido a tal prohibición.  La Torah no explica realmente  por que no se puede ofrecer la miel en el altar.  Pero razonamos que la miel,  al igual que la levadura, causa fermentación, y es simbólica de la naturaleza rebelde y orgullosa humana que empeora con los siglos.
La prohibición contra la miel y la levadura es para recordarnos que Yahweh detesta la arrogancia y la vanidad,  pero ama la humildad y la auto-disciplina.  Todos las ofrendas y panes horneados traídos al altar consiguientemente no tenían ni miel ni levadura.  La única excepción eran los dos panes de pan de trigo que eran ofrecidos como “Bikkurim”  en el festival de Shavuot.  Estos eran panes leudados con levadura (kjámetz).   Pero no eran ofrecidos en el altar,  sino dados a los Kohjanim o Sacerdotes.
El Rey Shlomo dijo:
 
Shir Hashirim (Cantares) 4: 11
11 "La miel y la leche están bajo mi paladar"
refiriénose a las Palabras de la Torah  que los verdaderos israelitas de Yahweh (hoy bajo Yahshua)  hablan, estudian y obedecen.  El  apóstol Juan dijo lo mismo acerca de la Verdad que Yahweh reveló a través del Mesías para <los últimos días>, o sea, la profecía de Revelacion
 
Revelación 10:10
10 Entonces tomé el librito de la mano del ángel, y lo comí; y era dulce en mi boca como la miel, pero cuando lo hube comido, amargó mi vientre.
La Torah y los Mandamientos, <son mas dulces que la miel y que el panal> dijo el Rey Dawid  (Salmos  19:11).