¿FUERON LLEVADOS AL CIELO ENOC Y ELÍAS? ¿Dónde Están Enoc y Elías?

¿FUE LLEVADO EL PROFETA JANOKH (ENOC) AL CIELO?
Algunas personas suponen que en Génesis 5:24 y Hebreos 11:5 se declara que el Eterno llevó a Janokh al cielo. ¿Es esto verdad?

Génesis 5:24
Janokh caminó con Ha´Elohé; Entonces dejó de ser, porque Elohé se lo
llevó.
{Elohé es la forma singular de Elohím}

y Hebreos 11 añade

Hebreos 11:5  
Por la fe Janokh recibió el cambio sin sentir la muerte y no lo hallaron, porque Elohé Yahwéh lo había quitado. Antes de que lo quitara recibió testimonio de haber agradado a Yahwéh.

Ninguno de estos versículos nos dice cómo o adónde lo llevó el Eterno; solamente nos dicen que lo hizo. ¿Se llevó el Eterno a Janokh al cielo? Claro que no, porque Yeshúa mismo dijo:

Juan 3:13
Nadie ha subido al cielo, sino el que descendió del cielo, el Hijo del Hombre
{Las palabras de Yeshúa en morado}

Más adelante, Hebreos 11 nos hace una lista de hombres y mujeres de las Escrituras que fueron fieles (entre ellos Janokh) y concluye que 

Hebreos 11:39
Y todos éstos, aunque recibieron buen testimonio por la fe, no recibieron el cumplimiento de la promesa

Resulta obvio, pues, que Janokh ni subió al cielo ni recibió la vida eterna prometida.

¿QUÉ OCURRIÓ CON JANOKH?
Génesis 5 nos dice que finalmente Janokh murió

Génesis 5:23-24
23  Todos los días de Janokh sumaron 365 años.
24 Janokh caminó con Ha´Elohé; Entonces dejó de ser, porque Elohé se lo llevó.

Él vivió 365 años y no más; no está todavía vivo y caminando con el Eterno. La expresión <todos los días> se utiliza en ese mismo capítulo para referirse por lo menos a ocho personas más, y todas, por supuesto, murieron.
En Hebreos 11:5 se nos dice que Janokh <recibió el cambio sin sentir la muerte>. Esta misma expresión se usa también en referencia a los restos del patriarca Yaakov (Jacob) y sus hijos, que fueron trasladados desde Egipto hasta la tierra de Canaán, donde finalmente fueron sepultados.

Hechos 7:15-16
15 y así fue como Yaakov {Jacob} bajó a Mitzraim {Egipto}; y allí murieron él y nuestros padres.
16 Luego los trasladaron a Shekhem y los pusieron en el sepulcro que compró Avraham por su precio en plata a los hijos  de Jahavah, el padre de Shekhem.

La palabra griega que se tradujo aquí como ‘trasladar’ es «metatithemi». 
Según el Léxico Griego-Inglés del Nuevo Testamento Arndt-Gingrich edición 1969, el significado primario de esta palabra es transmitir a otro lugar…trasladar” (página 514).
Esto es lo que dicen las Escrituras! Yaakov fue transportado o trasladado al lugar de entierro en Shekem. Por esto Moshé dice que el Eterno se llevó a Janokh. El Eterno lo extrajo, lo trasladó y no fue encontrado. 
Las Escrituras simplemente no nos revelan todos los detalles de lo que ocurrió con Janokh. Pero sí nos dicen que en una forma similar Elías fue trasladado en un torbellino a otro sitio geográfico y que más tarde murió.
El Eterno le dijo a Moshé que subiera al monte Nebo para que muriera allí, y al parecer estaba solo

Deuteronomio 32:48-50
"Ese mismo día YHWH le habló a Moshé: Sube a estas alturas del Abarim hacia el Monte Nebó, que está en la tierra de Moav frente a Yerikhó, y contempla la tierra de Kenaan, que les estoy dando a los yisraelitas como su propiedad. Tú morirás en la montaña que vas a subir, y te reunirás con tu parentela, como murió tu hermano Aharón en el Monte Hor y se reunió con su parentela;"

Luego, el Eterno enterró su cuerpo en un sitio desconocido para todos, probablemente para evitar que fuera convertido en un lugar idolátrico. Algo similar pudo haber ocurrido con Janokh.

EL CASO ELIYAHU (ELÍAS)
¿Fue hacia el cielo el profeta Eliyahu?
Un acontecimiento bíblico que a veces se cita para respaldar la creencia de que los justos van al cielo después de morir (creencia arraigada en el cristianismo), es algo que le ocurrió según ellos, al profeta Elías, un profeta del Eterno que vivió en el siglo noveno antes de Yeshúa. La Tanaj dice:

2 Reyes 2:11
“Mientras ellos iban y conversaban, un carro de fuego con caballos de fuego los separó a los dos, y Eliyahu se elevó hacia el shamaim {cielo} en un torbellino.” 

¿Acaso esto contradice la afirmación que hizo Yeshúa casi 900 años después:

Juan 3:13 (VIN - Version Israelita Nazarena)
Nadie ha subido al cielo, sino el que descendió del cielo, el Hijo del Hombre
{palabras de Yesúa en morado}

¿Cómo podemos explicar esta aparente discrepancia Escritural? Un análisis cuidadoso nos muestra que ambos pasajes pueden ser reconciliados muy fácilmente (solo es contradictorio en las versiones de las Escrituras cristianas que han sido mal traducidas desde su origen)
Un estudio concienzudo nos muestra que hay tres “cielos” que son mencionados en la Escritura.

1) Uno de los cielos es el lugar donde reside el Eterno, el lugar de su Trono, donde también está Yeshúa Ha Mashiaj resucitado. Hablando de Mashiaj, quien es nuestro Sumo Sacerdote, el Berit Kjdasha (el llamado Nuevo Testamento) nos dice:

Hebreos 8:1
En resumen, lo que venimos diciendo es esto: Tenemos un KOHEN GADOL {sumo sacerdote} que se sentó a la diestra del trono de la Majestad en el cielo

La morada del Eterno es llamada específicamente el cielo

Deuteronomio 26:15
Mira desde tu morada sagrada, desde el shamaim {cielo}, y bendice a tu pueblo Yisrael y el suelo que nos has dado, una tierra que fluye leche y miel, como juraste a nuestros padres.

2) Otro cielo nombrado en la Escritura es lo que nosotros llamamos el espacio sideral, donde están el sol, la luna, los planetas, cometas, asteroides y estrellas. El Príncipe Dawid (David) habló de esto cuando estaba meditando en la impresionante creación del Eterno, que él describió con estas palabras

Salmo 8:3
“Cuando contemplo tus shamaim {cielos}, obra de tus dedos, la luna y las estrellas que formaste,” 

En muchos pasajes se mencionan <las estrellas del cielo>Génesis26:4; Deuteronomio 1:10; 28:62; Isaías 13:10.

3) Y hay otro cielo que es la atmósfera que rodea nuestro planeta, formada por el oxígeno y otros gases. Este cielo es mencionado en pasajes como Génesis 7:11-12, en el que se describe el gran diluvio de los días de Noaj:

Génesis 7:11-12
11 En el año seiscientos de la vida de Nóaj, en el segundo mes, el día diecisiete del mes, en ese día reventaron todas las fuentes del gran abismo, y se abrieron las compuertas del cielo.
12 La lluvia cayó sobre la tierra por cuarenta días y cuarenta noches .

La Escritura también habla de <las aves del cielo>, las cuales vuelan por encima de nuestras cabezas

Job 35:11
que nos da más conocimiento que a las bestias de la tierra, que nos hace más sabios que las aves del cielo
Jeremías 16:4
Tendrán muertes dolorosas. No los llorarán ni los sepultarán; serán como estiércol sobre la superficie de la tierra. Serán consumidos por la espada y por el hambre, y sus cadáveres servirán de comida a las aves del cielo y a las bestias de la tierra.

Para saber a cuál de estos cielos se está refiriendo la Escritura en el pasaje que estamos estudiando, es necesario considerar detenidamente el contexto. Fue a la parte inferior de esta tercera clase de cielo, la atmósfera de la tierra, adonde fue llevado Eliyahu. Veamos la prueba de esto.
El Eterno le había dicho anteriormente a Eliyahu que tendría que ungir a un hombre llamado Elishá (Eliseo), un profeta, para que fuera su sucesor – 1 Reyes 19:16.
Más tarde, Elías le dijo a Eliseo:

2 Reyes 2:9 
“Pide lo que quieras que haga por ti, antes que yo sea quitado de ti”  "También unge a Yahú hijo de Nimsí como rey de Yisrael; y unge a Elishá hijo de Shafat, de Abel-Mejolá, para sucederte como profeta".

Hablaron entonces acerca de los dones del Eterno que Elishá iba a necesitar para poder cumplir el papel de Eliyahu.

<“Mientras ellos iban y conversaban, un carro de fuego con caballos de fuego los separó a los dos, y Eliyahu se elevó hacia el cielo en un torbellino.”> (v. 11).

Eliyahu se había ido. Los seguidores y estudiantes de Eliyahu ahora sabían que Elishá era su nuevo dirigente.

<“Cuando los discípulos de los profetas que estaban en Yerijó lo vieron desde el otro lado, dijeron: “¡El espíritu de Eliyahu reposa sobre Elishá!” Y fueron hacia él, se postraron ante él en tierra.”> (v. 15).

Muchos lectores de la Tanaj suponen que en este punto Eliyahu fue hecho inmortal y que fue llevado al cielo, al lugar donde reside el Eterno. Pero no fue así. Los hijos de los profetas sabían que el torbellino simplemente había llevado a Eliyahu a otro lugar de la tierra.
 Le dijeron a Elishá: :

<“Mira, tus siervos tienen con ellos cincuenta hombres valerosos. Que vayan ellos y busquen a tu amo; tal vez el espíritu de YHWH lo levantó y lo arrojó en alguna montaña o en algún valle”. Él dijo: “No los manden”> (v. 16).

Los estudiantes/discípulos estaban preocupados por la seguridad de Eliyahu, así que enviaron un grupo de 50 hombres para que lo buscaran. Éstos lo buscaron durante tres días, pero no lo pudieron encontrar.

<“Pero ellos siguieron insistiendo por un tiempo, hasta que, sintiéndose abochornado, dijo: “Envíenlos”. Así que enviaron a cincuenta hombres, los cuales buscaron durante tres días, pero no lo hallaron.”> (v. 17).

Hay otro pasaje que prueba de una manera contundente que Eliyahu no se fue para el cielo. La Escritura nos dice que varios años después de haber sido llevado por el torbellino, Eliyahu le escribió una carta a Joram, rey de Yahudah (Judea).
Veamos lo que sucedió, tal como está registrado en la Escritura. El último acto de Eliyahu del que podemos conocer la fecha, ocurrió durante el reinado de Ocozías (algunos lo llaman Ajazyah), rey de Yisrael, cuando Eliyahu le dijo que iba a morir por sus pecados (2 Reyes 1:3, 17). El reinado de Ocozías duró tan sólo un año (hacia 850 a.C.). El traslado y reemplazo de Eliyahu están registrados en el capítulo siguiente de Melakhim Bet. La historia continúa narrándonos los sucesos de la vida de Elishá, entre ellos un encuentro con Josafat, rey de Yahudah (2 Reyes 3:11-14). Varios años más tarde (hacia 845 a.C.), Joram, hijo de Josafat, sucedió a su padre como rey de Yahudah (2 Reyes 8:16).

ELIYAHU ESCRIBE UNA CARTA DEPUÉS DE SER TARSLADADO
Joram fue un rey perverso y llevó a la nación de Yahudah (Judea) a rebelarse contra los mandamientos del Eterno. Llevaba algunos años el reinado de Joram, y habían transcurrido varios años desde la desaparición de Eliyahu, cuando éste le escribió una carta a Joram para advertirle acerca de las graves consecuencias de sus pecados. Esto aparece en

2 Crónicas 21:12-15 [Carta de Eliyahu después de ser trasladado por el Eterno]
"Entonces le llegó una carta del profeta Eliyahu que decía: “Así ha dicho YHWH, el Elohim de tu padre Dawid: Como no has seguido las prácticas de tu padre Yahoshafat, ni las prácticas de Asá, rey de Yahudah, sino que has seguido las prácticas de los reyes de Yisrael, haciendo que Yahudah y los habitantes de Yerushalem se prostituyan, como se prostituyó la Casa de Ajab, y además has asesinado a tus hermanos, a la familia de tu padre, los cuales eran mejores que tú, por eso YHWH infligirá un gran azote sobre tu pueblo, sobre tus hijos, sobre tus mujeres y sobre todas tus posesiones. A ti te herirá severamente con un desorden de los intestinos año tras año hasta se te salgan los intestinos”

Esta carta nos demuestra que el profeta Eliyahu todavía estaba vivo en la tierra varios años después de haber sido trasladado en el torbellino y reemplazado por Elishá. El Eterno había escogido a Elishá para que sucediera a Eliyahu y fuera su profeta; lo único que hizo fue trasladar a Eliyahu a otro lugar, y después permitió que continuara viviendo varios años más, como lo comprueba la carta a Joram.
Después de que Eliyahu escribiera esa carta, la Escritura ya no vuelve a mencionar nada con respecto a él. Pero obviamente tuvo que morir, porque como leemos en

Ivrim 9:27: 
“...Entonces, tal como está establecido que los hombres mueran una sola vez, y después el juicio, ...”.

Eliyahu , al igual que otros profetas y hombres y mujeres justos de las Escrituras, murió en la fe, sin haber recibido la vida eterna en el Reino del Eterno – Hebreos 11:39.

Como podemos ver en estos pasajes, un estudio cuidadoso de las Escrituras nos permite entender que la milagrosa ascensión de Eliyahu en un torbellino estaba relacionada con su traslado a otro sitio geográfico, no con la vida eterna en el cielo.

No podemos caer en la mala inclinación de “sacar un texto de su contexto” para crear UNA IDEA RELIGIOSA O UNA CREENCIA. debemos examinar, y escudriñar las Escrituras bien para saber toda la verdad de los asuntos.
Publicado por Kajal Yisraelita de Yahshua Shiló
Las palabras Yahweh Elohé que aparecen en el original han sido cambiadas a el Eterno
El nombre Yahshua que aparece en el original ha sido cambiado a Yeshúa