¿QUÉ ES LA GRACIA? Mal Entendida y Mal Aplicada Por el Cristianismo

Transcripción de un estudio por Cesar Garavito

Es muy difícil, en general, para los cristianos definir la gracia. Si usted pregunta a diez personas posiblemente la mitad o más de la mitad no sabrá definir lo que es la gracia pero todos la relacionan con la Torá (mal llamada ley). Dicen que ya no estamos bajo la ley sino bajo la gracia pero no pueden definir lo que es la gracia.
La palabra gracia en hebreo es «chen»[ חן] – agraciada, agradar, favor, gracia, graciosa, misericordia, precioso. También se puede traducir como: la virtud que inclina al ánimo a compadecerse de los trabajos y miserias ajenos.
Según Strong:  griego – járis (χάρις)merecer aprobación, aprobar, congraciarse, donativo, favor, gozo, gracia, gratitud, mérito.

A través del sacrificio de Yahshua los que le siguen llegan a la aprobación de יהוה. Esto no quita que antes de Yahshua hubo hombres que alcanzaron la gracia ante los ojos de יהוה.
Entonces podríamos sacar un concepto más depurado al decir que la gracia es recibir el favor, la atención o las dádivas de una persona como consecuencia de la compasión por su condición. Muchos piensan que la gracia solo se encuentra en el «Brit Jadasha» {Nuevo Testamento} y no en el «Tanáj» {Antiguo Testamento}. Como veremos, el Antiguo Testamento está lleno de eventos donde se menciona la gracia.
La gracia se menciona en los siguientes versos del Tanáj

Génesis 6:8; 19:19; 32:5; 33:8; 33:10; 33:15; 34:11; 39:4; 47:25; 47:29; 50:4.
Éxodo 33:12; 33:13; 33:16; 33:17; 34:9.
Números 32:5.
Jueces 6:17.
Rut 2:2; 2:10;
1 Samuel 1:18; 20:3; 27:5.
2 Samuel 14:22; 16:4;
Esdras 9:8
Ester 2:17
Salmos 45:2; 84:11;
Proverbios 1:9; 3:22; 3:34; 4:9; 22:11;
Jeremías 14:21; 31:2;
Zacarías 12:10.

Un hombre que alcanzó la gracia de יהוה fue Nóaj {Noé} que vivió en una generación llena maldad

Génesis 6:5-8
5 Yahweh vio cuán grande era la maldad del hombre sobre la tierra, y cómo todo plan ideado por su mente no era sino perverso todo el tiempo. 
6 Y Yahweh lamentó haber creado al hombre en la tierra, y se le entristeció el corazón. 
7 Yahweh dijo: “Borraré de la tierra a los hombres que he creado, al hombre junto con las bestias, los reptiles, y las aves del cielo; porque lamento haberlos hecho”. 
8 Pero Nóaj  alcanzó el favor de Yahweh.
Esta es la descendencia de Nóaj. Nóaj fue un hombre recto; fue intachable en su época; Nóaj caminó con ha'Elohim.

Noaj vivió en un tiempo perverso, las personas no hacían lo correcto, la maldad era extrema y Nóaj tenía que luchar contra todo esto y se esforzó por ser justo en medio de una generación perversa a la cual Abba {el Padre} puso fin por medio del diluvio. Entonces vemos que cada vez que encontremos la palabra gracia siempre va relacionada con algún acontecimiento de maldad en donde la persona encuentra gracia delante de Abba  pero también muchas veces delante de otro hombre u hombres.

El concepto de gracia como es enfocada en el cristianismo en buena medida está basada en la siguiente cita

Juan 1:17
17 La Torah se dio por medio de Mosheh {Moisés}, pero el amor {gracia} y la verdad nos han llegado por medio de Yahoshúa el Mashíaj.

Lo que hace el cristianismo es dividir la Escritura en períodos que nunca aparecen en Escritura. Ellos dicen que se terminó el periodo de la ley y empezó el período de la gracia. Pero esto es una doctrina de hombres porque la Torá es la misma de principio a fin. Desde Genesis a Revelación se relata la historia de un pueblo que se extravió y que el propósito de Abba  es encontrarlo mediante la bendita Torah y restaurar la identidad a Su pueblo para que al regreso de Yahshua pueda gobernar sobre ese pueblo.
Los cristianos, al dividir las culturas por períodos, hacen que sea difícil de entender lo que es la gracia. En el mismo Brit Jadasha  aparecen textos en donde se mencionan eventos del Tanáj en donde también aparece la gracia, como por ejemplo,

Hechos 7:10Yosep {José} halló gracia delante del faraón
Hechos 7:46Dawid {David} halló gracia delante de Elohim

Shaul {Pablo} en el libro de Efesios nos dice cómo se llega a la gracia

Efesios 2:8
8 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Elohim.

La fe lleva a la gracia. Primero debe haber fe para que venga la gracia y no al revés. Aquí debemos preguntarnos si la fe y la gracia son suficientes. La respuesta inmediata es no. Para que exista la fe se necesita la Torah, ya que sin esta es imposible que haya fe.
Muchos no hemos entendido que la fe es obediencia. La mayoría se asombra al oír esta verdad porque para ellos la fe es un estado etéreo en donde ocurren cosas sin que tengamos que hacer nada. Existe la fe natural que todos los hombres tenemos pero también está la fe que trae Abba Kadosh {Padre Santo} al corazón del hombre, pero la trae como consecuencia de algo. No es algo que cae del cielo. El hombre debe poner de su parte para ser considerado un hombre de fe.

Romanos 16:25-26
25 Ahora, al que puede hacerlos firmes –según mi buena noticia y la proclamación de Yahoshúa el Mashíaj, y según la revelación del misterio que se ha mantenido oculto desde tiempos eternos,
26 pero que ahora se ha manifestado; y que por medio de los escritos proféticos y según el mandamiento de Elohím eterno se ha dado a conocer a todas las naciones para la obediencia de la fe

Es decir, para alguien sea considerado un hombre o mujer de fe, el requisito principal de la Escritura es que se tenga un corazón obediente. Este concepto aparece también en

Romanos 1:5
5 Por medio de él se nos otorgó el favor {gracia} de ser Enviados para [proclamar] en todas las naciones la obediencia por la fe, por amor a su nombre.

Un hombre que camina en fe halla la gracia delante de Abba pero para hallar gracia antes tiene que ser obediente a la bendita Torá.
Shaul dice

Romanos 10:9
10 que si confiesas con tu boca que Yahoshúa es el Maestro, y si crees en tu corazón que Elohim lo levantó de entre los muertos, te salvarás.

Los cristianos usan este verso como oración de fe para considerarse salvos pero lo que no se les enseña es que hay un contexto mencionado en versos más arriba (recordar que para estudiar tanto la «Tanáj» como el Brit Hadasha hay que estudiar los contextos cercanos [versos que están encima y debajo del verso que estamos leyendo] y contextos lejanos [versos que pueden estar en otro capítulo o cualquier otro libro]. El «Ruaj HaKodesh» {Espíritu de Santidad} nos guía para encontrar los contextos.

El requisito para llegar a confesar o invocar el nombre es que previamente hayamos caminado en obediencia a los «mitzvot» [mandamientos, preceptos…] de la Torah.
Shaul, versos más arriba dice

Romanos 10:5-8/Deuteronomy 30:10-14
5  De la justificación que proviene de la Torah Mosheh escribió: “El que cumpla estos preceptos vivirá por ellos”. 
6  En cambió, la justificación que es por la fe se expresa así: “No digas en tu corazón: “¿Quién subirá al cielo?” {es decir, para hacer bajar al Mashíaj} 
7  ni “¿Quién bajará al abismo?” {es decir, para hacer subir al Mashíaj de entre los muertos}. 
8  ¿Qué dice entonces?: “El mensaje está a tu alcance, en tu boca y en tu corazón”. Este es el mensaje de fe que predicamos

Esto NO SE ENSEÑA en el cristianismo en general.
Para llegar a la gracia primero hay que caminar en fe, pero para caminar en fe primero tenemos que caminar en obediencia a los mitzvot de la Torá.
A través de la obediencia a la Torá caminamos en la fe y así hallamos la gracia.
Shaul nos dice 

Romanos 14:17
 17  porque en el reino de Elohim {lo importante} no es la comida ni la bebida, sino la justicia, la paz y el gozo en el espíritu de santidad.

Para que uno sea llamado un hombre de fe tiene que ser un hombre justo en sus actos. El que es justo en su caminar va a tener paz en su corazón y esto va a resultar en gozo interior aún incluso cuando esté pasando momentos difíciles.
Entonces, la gracia es el resultado final de la obediencia de un hombre de fe.
La gracia no es un privilegio exclusivo del Nuevo Testamento.
La persona que camina en Torá, que es una persona de fe, termina encontrando gracia delante de los hombres y delante de יהוה.

 

A no ser que se indique lo contrario,
los versos en este artículo han sido tomados de la Versión Israelita Nazarena.
Usada con permiso.